¿Cómo puedo sentirme limpio de pecado?

Me siento sucio, me siento triste, me siento indigno, me siento deprimido, me siento mal

¿Cómo puedo sentirme limpio otra vez? ¿Qué debo hacer? ¿A quién debo llamar para sentirme como antes?

Son preguntas que nos hacemos cuando sentimos que Dios de repente ya no nos escucha, sentimos que Dios nos dejó, que se olvidó de nosotros por las cosas que hicimos, cuando sentimos que decepcionamos a Dios, que no somos suficientes para ÉL

Y nos preguntamos una y otra vez ¿Cómo puedo sentirme limpio de pecado?

Les tengo una mala y una buena noticia

La mala noticia es: Que en realidad nunca vamos a ser dignos, si fuéramos dignos Jesús no habría tenido que venir a morir en la cruz por nosotros

Pero no todo esta perdido, no te sientas mal, porque la Palabra de Dios dijo en Miqueas7;19 
Que Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.

Y la buena noticia es: que Él nos entiende, y como nos entiende nos promete miles de cosas
para ayudarnos y rasgar esos velos mentales que nosotros mismos hacemos para alejarnos de Jesús

¡EN UN ZAP!

Si, mis amigos, ¡En un ZAP! Dios puede perdonar nuestros pecados, no solo por amor a nosotros sino por amor a Él mismo (Isaias43:25 por si las dudas), Jesús no quiere seguir recordando que pecaste, ni tu pecado. Él cuando dice que te hace libre lo dice en serio, pero a veces el enemigo, satanás, el diablo, como quieras llamarlo se vuelve experto en recordarnos lo malo que hicimos para que nos sintamos precisamente SUCIOS, y no queramos ir a Jesús

¡NO LO DEJES GANAR!

Recuerda que ya Jesús venció por ti en la cruz y el diablo no puede tocarte, solo debes recordarle que EN EL NOMBRE DE JESÚS él ya está vencido, con convicción, de tal forma que lo humilles tanto como Jesús, que sin pecado, fue a la cruz y se despojó de su gloria para darnos libertad y vida eterna a ti, a mi y a todos ¡Nadie se pierde!

AMIGO, YA ERES LIBRE

¿No te sientes limpio? Créele a Jesús, y atesora en tu corazón su sacrificio en la cruz, porque el venció por ti

El pastor Rudy Gracia dijo una vez
“Que tu lista de preocupaciones  se convierta en tu lista de oraciones. Pronto sus elementos formarán parte de tu lista de bendiciones”

La perfecta solución a tus problemas está en dos cosas que al principio no van a ser fáciles pero después se van a convertir en adictivas:

  1. Lectura de la palabra de Dios
  2. Oración ferviente, un clamor de todo corazón

Convierte tu vida en una disciplina de intimidad y adoración para que veas como todos tus angustias y cargas quedaran en lo profundo del mar, porque ya no luchas solo. Jesús está contigo llevando la carga